José Antonio CAYÓN


pasajeroslogoticket_textmedium
Entrevista de Fermin a J.A. Cayón en agosto de 2006.

El uno de marzo de 1966 fue una fecha importante en la historia musical de Bilbao. Ese día se emitió por primera vez «Pasajeros de la felicidad».


El programa fue todo un referente de la música joven durante más de una década y también, como nos cuenta su creador José Antonio Cayón, el dolor de cabeza de muchos adultos: «El programa se hacía al mediodía de doce y media a una y media, con lo cual los padres venían a buscar a los hijos a ver si se habían escapado de clase»

Y es que una de las características de «Pasajeros» era que se emitía cara al público, es decir, con un montón de jóvenes -y sobre todo chicas, muchas chicas- abarrotando el pequeño estudio 3 que Radio Juventud tenía en pleno Casco Viejo.

cy-078amm_laspasajeras3_textmedium
¿Cómo empezó todo?
«A mediados de los 60 Iñigo ya estaba haciendo en Radio Popular "el Musiquero"... y no sé si en radio Bilbao ya estaba "El Gran Musical"... y también había un programa en Santander que se llamaba, creo, "Caravana de la Alegría"... así que, como a mí siempre me ha gustado la música, pensé que tenía que hacer algo. Pero tenía que ser algo más... más especial. La música la teníamos todas las emisoras -la que recibíamos o comprábamos- así que para hacer algo distinto se me ocurrió que "Pasajeros de la Felicidad" tenía que ser en directo y con público en el estudio.»

¿Vaya lío, no?
«Pues sí, cuando se lo dije al director me contestó: "Pero tú estás loco, vas a meter aquí a la gente a un programa de radio"… Pero al final le convencí y me puse manos a la obra. Lo primero que hice es ir a Madrid con un magnetofón y grabar algo así como 30 entrevistas.»

cy-061aa-wwmm_textmedium
¿A grupos?
«Si, a los que había en aquella época: Pekenikes, Pasos, Mustang, Sirex, Módulos... a Los Canarios cuando empezaban...»

Y ¿cómo los localizabas?
«En Madrid había discotecas que se dedicaban a llevar grupos todos los días… Mi punto de referencia fue la sala Consulado…»

Pero supongo que tendrías algún contacto.
«Claro, de hecho algo que ayudó mucho fue que cuando empecé el programa escribí una carta a las compañías discográficas pidiéndoles su apoyo y todas dijeron “Ah, ¿en Bilbao? Pues vale"»

Y así fue como pusiste en marcha el programa... y a la vez el club...
«Si, empezamos el 1 de marzo del 66 y, como pensaba que la gente tenía que participar, ideamos el Club de Amigos de Pasajeros De la Felicidad. Y ese mismo día pedí que nos escribieran cartas para apuntarse.»

Y funcionó.
«¡Vaya que si funcionó!... ¡Al tercer día teníamos 300 cartas en la emisora…. ¡Pero qué es esto!... Pues bueno, hicimos un carnet, unas fichas y empezamos. Ya somos 100... ya somos 200… y así... ¡16.000 al final del programa!...»

Si, yo era uno de esos 16.000, el tres mil y pico...
Por lo que parece el programa y el Club eran inseparables.
«Eran inseparables. Es que todos las actividades estaban ligadas al Club. Sorteabamos discos y fotografías entre los socios, hacíamos escursiones... y había otras ventajas, por ejemplo, si había un festival en Coliseo o en el pabellón... el que presentaba el carnet tenía una entrada más barata. También, al principio, había  votaciones  para que eligieran ellos la lista que dábamos los lunes… En fin,  con todo esto el programa fue creciendo de una forma impresionante.»

Y lo hacíais todos lo días...
«Así es, era diario, excepto domingos, de doce y media a una y media, con lo cual los padres venían a buscar a los hijos a ver si se habían escapado de clase»

c902f01_textmedium
Lo recuerdo. Yo también fui uno de esos fugados; por entonces estudiaba por allí cerca y más de una vez me perdí la última clase. Por cierto, vaya líos que se montaban por la emisora...
«Si, es que podía ir cualquier socio del club, y aunque sólo podían entrar cincuenta hay alguna foto por ahí que testimonia los cientos de personas que se acercaban. La gente pasaba por la calle y decía “Pero ¿qué pasa en esa casa?”... "Nada, que hay una academia y dan las notas hoy"...» 

De todos modos, no todo pasaba en el estudio porque Pasajeros de la Felicidad también se emitió desde otros lugares.
«Un poco más adelante, cuando el programa llevaba 2 ó 3 años, lo empezamos a hacer en discotecas… y recorríamos todas las discotecas de Vizcaya. Lo hacíamos en directo, con conexiones telefónicas… y las casas de discos nos facilitaban artistas que cantaban en playback»

Está claro que todo esto hizo que Pasajeros tuviera un éxito fenomenal, lo que  también tendría que llevar un trabajo impresionante y, aunque tú fuiste el auténtico padre de la criatura, supongo que tendrías colabores ¿Quiénes hacíais el programa?
Al micrófono estaba yo, pero me gustaba que hubiera un guión para no despistarnos de los discos que se recibían y Carmelo Erecacho fue un apoyo fundamental para Pasajeros. Luego,  en la parte técnica estaba Eleuterio, ¿Bergué?, Irastorza, Alfonso Amézaga...

cayoncristina_textmedium
¿Y Cristina?... La recuerdo al micrófono junto a ti en el estudio.
Si. al principio lo presentábamos con locutoras. Cristina Gutierrez fue la primera y luego estuvieron Conchi Zabala y Maite Mata.

¿Cuántos duró el programa?
Aproximadamente unos 15 años, que es fácil decirlo pero imagínate, quince años, todos los días en onda media en un estudio con 50 personas más artistas, invitados, entrevistas... en fin, un barullo… más luego, el tema de las discotecas.

¿En Pasajeros se apoyaba a los conjuntos locales de la época?
En alguna ocasión me acusaron de que sólo ponía música de los que tenían discos como Mitos, Mocedades, Quinta Reserva… pero también poníamos algunas maquetas que nos enviaban, aunque había algunas, de verdad inaudibles… Además, de hecho, ya sabes que pasasteis un montón de grupos por los Festivales…

Así es, doy fe de ello. Cuando yo estaba en LOS OPALOS también tocamos en los festivales de Pasajeros de la Felicidad y eso le tenemos que agradecer... eso y más, porque sin duda, el trabajo de José Antonio Cayón ha marcado buena parte de la conciencia musical de aquella juventud.
 

BILBORAMA. Gracias por tu visita.