FÍNIFES

Historia de Los Fínifes. Por Javier Garay. (Abril, 2008)

c031f06_320

Todo valía con tal de hacer lo que nos gustaba, tocar la batería en una silla, una guitarra prestada, un micrófono para tres… o un local pequeño que un familiar o amigo te dejaba para ensayar. Teníamos ilusión, con eso bastaba.



LOS COMIENZOS

El  primer grupo todavía sin nombre, estaba formado por Rafa, que tocaba el bajo con una guitarra eléctrica; José Luís, que acompañaba con otra; Manu, que cantaba a pelo porque no había micrófono si no lo prestaba alguien, y Paco, que tocaba la percusión ¡con las manos en una silla!….eso sí, de roble. Nada que ver con la estupenda Ludwig que tuvo más adelante. 

Un día aparecí por allí (Javier) acompañando a un amigo (José Ignacio Salcedo), y me sumé a aquel... bueno, digamos a aquella reunión. 


EL NOMBRE

Había que ponerse un nombre de grupo y nos afanamos en la tarea, hasta que alguien dijo ¿cómo se llaman esos mosquitos pequeños que molestan tanto?, y nos bautizamos allí mismo como los FINIFES… ya se nos veía que “picábamos” muy alto. Así, como muchos grupos de la época, con  conocidos y amigos de los amigos, nacimos en Santuchu a finales del año 1963.

Tenemos que aclarar que el nombre viene de Cinifes= del lat. Cyniphes; mosquito o insecto díptero. Como la c nos sonaba muy dura la cambiamos por la f sin miramiento, esperamos que no se molestaran los conservadores de la Academia de la Lengua.

Después de ensayar unos meses, en una cocina prestada del piso que tenía el párroco de Santiago detrás de la catedral, y de que Paco se agenciase una caja y un plato para salir del paso, los FINIFES, comenzamos actuando en colegios como las Javerianas de Portugalete… en las fiestas de guardar.


c031f03-320


PRIMEROS CAMBIOS

Al poco tiempo, José Manuel Hoyos dejo su faceta como cantante, para subir de categoría y convertirse en manager de la noche a la mañana, siendo sustituido por Luís Hornedo. Posteriormente cambiamos el lugar de ensayo por la cabina de proyección del cine Bolueta, donde casi no cabíamos los cinco y el poco material que teníamos.

Pronto nos presentamos en el Carrusel de la oportunidad Glendor de Barakaldo, pero la cosa no fue bien porque nos faltaban instrumentos, así que compramos un bajo, una batería antigua y una guitarra, para que todos tuviéramos algo que tocar.


LA FORMACIÓN

Con todo esto el grupo definitivo quedo así:


Rafael Fernández, al bajo Hoffner con forma de violín.

José Luís Garagarza, de guitarrista de acompañamiento con la Jomadi Carina.

Francisco García, a la batería sin marca y con parches de tripa que traspasaba a nada que se animase (todavía no tenía la Ludwig).

Javier Garay, de guitarra solista con la Fender Jazzmaster.

Luís Hornedo, de cantante solista con su flamante Shure modelo Elvisssss.


PREMIOS

Ya un poco más equipados, nos presentamos en un concurso que organizó Radio Juventud de Eibar y que se llamó «El Gallo de Oro», donde quedamos en un segundo puesto. Un mes después ganábamos en el Teatro Principal de Vitoria el «III Festival Joven de la Canción», con un tema de Christophe titulado Aline.

Nos gustaban las  canciones de The Beatles, Beach Boys, Lone Star, The Who, Los Brincos, pero como también había que hacer música de baile, tuvimos que preparar de todo un poco, Pino Donaggio, Los Javaloyas, Adamo, Christophe... lo que había en la época. En general, preferíamos las canciones que tuvieran voces o coros. Canciones como Barbara Ann de los Beach Boys, nos iban muy bien a nuestro estilo.


A TRABAJAR

A partir de entonces se sucedieron los contratos en verbenas, clubs, teatros, salas de fiestas, como p.ej. Jolaseta, Marítimo del Abra, Tenis de Castro, Teatro Ayala, Coliseo y pueblos como Lekeitio, Ondarroa, Eibar, Medina de Pomar, Villarcayo, con ese puerto del Cabrio nevado y con hielo que nos tocaba bajar a las 5 de la madrugada, y que te ponía las “criadillas” de corbata. También se sucedieron las letras del equipo Davoli de 80+80W con eco de cinta incorporado (todo un lujo), más los micrófonos Shure y AKG, las guitarras Fender, Jomadi y Hoffner y los amplis Jomadi y Phonophon, equipo que nos acompañó toda nuestra existencia, y que teníamos que pagar todos los meses religiosamente a Musical Jomadi. Nada comparado con lo que llevaban The Beatles, pero para nosotros era lo mejor del mundo.



EL CARNÉ

CarnetJG-320

Como estábamos trabajando de forma ilegal, tuvimos que examinarnos para obtener aquel famoso carnet de Sindicatos donde rezaba… "Circo, Variedades y Folklore", con el que ya podíamos actuar legalmente, lo mismo en Landatxueta que en el Teatro de Manolita Chen.



SEGUNDO CAMBIO Y FINAL

A finales del año 1965 José Luís Garagarza abandonó el grupo, y ocupó su hueco a la guitarra de acompañamiento Alejandro Bernal, que encargó a Jomadi la construcción de una guitarra zurda que lamentablemente no conserva. Así continuamos trabajando por un año más hasta el otoño de 1966, cuando Francisco García (Paco) se fue con Los Mitos, y ya que parte de los componentes teníamos que cumplir en unos meses con el servicio militar obligatorio, LOS FINIFES dejamos de actuar.

              

Nunca pensamos que 3 años dieran para hablar toda una vida, hoy todavía nos juntamos a cenar y conversar sobre aquellos momentos vividos. Fueron pocos años pero muy intensos, por eso todos nosotros y la cuadrilla de amigos incondicionales que nos seguían a todas partes, los recordamos con mucho cariño. Ésta es a grandes rasgos la historia de LOS FINIFES.


Javier Garay estuvo después con Espectros, y ahora en Mocedades desde principios del año 1971.

Luís Hornedo desde el año 2001 también forma parte de Mocedades.

Francisco García (Paco) estuvo en Los Mitos desde el año 1966 hasta 1972.

Alejandro Bernal estuvo con Los Distorsionados, y ahora en Los Chiquis desde 1993.

Rafael Fernández estuvo también en Espectros, y después en el grupo Las Huellas.

José Luis Garagarza se retiró de este mundo musical y vive plácidamente su existencia.

José Manuel Hoyos todavía hoy ejerce como manager de LOS FINIFES… es el que avisa para las cenas.


Autor:  Javier Garay (por si cobro algo de la Sgae)