FERMIN ROTAETXE

djFerminBB
Mi primer contacto con la FM no fue exactamente como disc-jockey de los 40 Principales sino como disc-jockey del OVNI

Resulta que a principio de los 70 yo estaba pinchando en esa pionera  y entrañable discoteca cuando Carlos Arco empezó a ir los viernes para presentar unas películas musicales que él conseguía en plan súper-exclusivo (entonces ni se llamaban videoclips) .

El caso es que no sé si a Carlos, a mí o a Emilio y Ángel -los dueños de la discoteca- se nos ocurrió que yo podría ir de vez en cuando a la radio al programa de Carlos a presentar dos o tres canciones de las que ponía en la cabina. Y así lo hice. Ése fue mi primer contacto con la 89 y medio aunque ya tenía alguna experiencia en eso de hablar por el micrófono porque había estado en conjuntos y solía presentar las actuaciones. Además, también presentaba algunos discos en el propio OVNi...

Pocos años después un amigo y yo estábamos encargados de otra discoteca histórica (el ZAPPA). En aquella época -creo que fue en el verano del 78- oí hablar de un concurso de disc-jockeys que convocaba la cadena SER en toda España y se me ocurrió presentarme. Si sonaba la flauta, a lo mejor ganaba por lo menos en Bizkaia y me llevaba una platina de cassette.

Junto al Zappa habíamos abierto una hamburguesería (el Zappatata) y allí, una mañana antes de abrir, cogí unos discos, un micrófono y un cassette y comencé a grabar la cinta para el concurso. No sé cuanta gente se había presentado pero el caso es que "con el permiso de Otaola" gané (*).

Además de un viaje a California, el premio nacional incluía un contrato de seis meses en los 40 Principales de la provincia ganadora. Luego, esos seis meses se convirtieron en muchos más.
...

Un día, cuando llevaba unos pocos años en la FM, alguien (no sé si llamarlo amigo o enemigo) me enseñó una cosa negra con teclas que se enchufaba a una tele y...

¡Fue mi perdición!... La cosa negra se llamaba zx81 y desde entonces no he conseguido apartarme de teclados, ratones y otros entes ciberianos. Pero bueno, de crío me gustaban mucho las matemáticas así que fue como encontrar un viejo amor. El caso es que acabé dejando los 40 para dedicarme a los ordenadores... Pero como el gusanillo de la radio es muy pesado acabé volviendo, aunque esta vez, mezclando las dos cosas: la radio y la informática. Y eso fue "El Vicio del Silicio"...

... que es ya otra historia...







 

BILBORAMA - LOS 40 PRINCIPALES EN BILBAO. Gracias por tu visita